Son dos las situaciones que determinaron la creación de PROYECTO ORIENTE

EL ORIENTE DE CALI Y LA CULTURA DE LA CIUDAD

La población de la ciudad Santiago de Cali ha crecido desde 1906, cuando solo contaba con 26.000 habitantes, en más de cien veces su tamaño hasta el presente. Hoy, un siglo después, sus habitantes llegan a casi 3 millones donde uno de los principales factores de este aumento ha sido el conflicto armado en el país que empezó en los años 40s, en la época de “la Violencia”, hasta la actualidad. En los últimos años, los desplazamientos de campesinos y pobladores de la costa pacífica y de los departamentos del Cauca, Nariño y Chocó, principalmente, han sido marcados por las rutas del narcotráfico y conflictos generados en sectores de cultivos ilícitos, y han determinado el escenario del conflicto armado en el suroccidente del país.

Esta migración conformó una extensa zona a las afueras del oriente de Cali, en la que nació el Distrito de Agua Blanca. Dichos barrios que hasta hace algunos años eran un sector marginal respecto al casco urbano de la ciudad, en el presente se han convertido en el sector más populoso de la misma determinado graves problemas de tipo social y cultural pues la falta de una oportuna satisfacción a las necesidades básicas de sus habitantes ha generado la proliferación de la violencia, la intolerancia y una cultura de lo ilícito por parte de una juventud sin oportunidades ni futuro. En este contexto, la comunidad afrodescendiente de la región pacifico del país ha sido la más afectada pues comprende el mayor número de desplazados hacia el oriente de Cali, convirtiendo actualmente a la ciudad en la de mayor población negra de Colombia y la segunda de Latinoamérica.

“La población de la ciudad Santiago de Cali ha crecido desde 1906 cuando solo contaba con 26.000 habitantes en más de cien veces su tamaño hasta el presente”

Sin embargo, las comunidades traen consigo sus tradiciones culturales y manifestaciones artísticas como reafirmación de su identidad, aportando nuevas formas que enriquecen la cultura de la ciudad. Por lo tanto, lo que también existe en el oriente es una gran diversidad cultural, una riqueza que se manifiesta de manera tímida, sin apoyos ni recursos, por aquellos que optan por la conservación de sus tradiciones. La irrupción de nuevas manifestaciones artísticas urbanas, como la Salsa, el Hip Hop y otras, también ofrecen un potencial de riqueza cultural que sólo necesita del apoyo y la decidida acción de las organizaciones que quieren aportar a la pacificación y la humanización de los conflictos sociales que padece la nueva sociedad caleña.

La producción escénica y audiovisual de la ciudad

Cali es una ciudad que ha tenido una clara y marcada identidad propia en el ámbito del arte escénico. Esta característica se apoya sobre una tradición de espectáculo que tuvo sus inicios en los años 60s con el Teatro Experimental de Cali, dirigido por el maestro Enrique Buenaventura -que sentó las bases de la escena contemporánea en el país-, a lo que en los 80s se sumaría la danza con el gran aporte de Incolballet, y más tarde, en los 90s, el Circo con una propuesta escénica muy original de “El Circo para Todos”. Todo ello, sin olvidar que desde el 2000 la Salsa y otros ritmos urbanos han logrado un espacio importante en la oferta del espectáculo caleño, ubicándose entre las producciones más complejas del país y de mayor proyección internacional.

Por otro lado, desde la época de “Caliwood” en los 70s, Cali se ha distinguido por ser un semillero de realizadores, actores y productores que han aportado significativamente al cine nacional, y también por ser la ciudad donde más cine se realiza en el país. Desde los 80s la ciudad cuenta con el canal de televisión Telepacifico que ha logrado La cobertura del suroccidente del país, existiendo también varios canales de televisión privados.

“Desde la época de “Caliwood” en los 70s, Cali se ha distinguido por ser semillero de realizadores, actores y productores”

A pesar de lo anterior, La pobreza visual de los espectáculos caleños actuales choca con el buen nivel de imagen lograda hace más de treinta años en el movimiento teatral de esa época, donde artistas y artesanos de diferentes disciplinas se especializaron en diferentes campos de la producción escénica. Desgraciadamente, de esos trabajos sólo quedan algunas fotos, pues el conocimiento adquirido por esos artistas se quedó en ellos; unos murieron, otros se jubilaron y otros se fueron. En fin, ese Saber Hacer se extinguió con ellos y ahora, a los nuevos diseñadores y técnicos en la actualidad les toca empezar casi de cero a pesar de haber existido un pasado reciente donde hubo una producción profesional de la que no se dieron cuenta. En la producción audiovisual también hubo una generación de tramoyistas, utileros, electricistas y luminotécnicos, pero como en la escena caleña, fueron desapareciendo y su conocimiento con ellos.

El impacto negativo del narcotráfico en los 90’s; la desaparición de los diseñadores y técnicos sin que su conocimiento fuera transmitido de ninguna manera; y, por último, Aunque existen centros de formación públicos y privados en lo escénico y en lo audiovisual, no existe ningún curso serio de formación en escenotecnia. Esta situación determina negativamente las producciones de la región, las posibilidades laborales en esta importante área del espectáculo, el cine y la televisión, e impide la especialización y profesionalización de sus técnicos.

Contacto
(57) 318 462 1029 - (572) 3420467

Calle 34 No. 10-115 - 2o. piso - El Troncal

Cali - Colombia

×